Gremios y academia presentaron inquietudes ante Mintrabajo

Un conversatorio con la ministra de Trabajo, Clara López Obregón, organizó el pasado martes 21 de febrero la Universidad de Ibagué y la Cámara de Comercio de Ibagué, con el fin de dialogar sobre temas de desarrollo regional y posconflicto, así como compartir inquietudes y propuestas de los representantes de los Gremios Económicos y la Academia.

Esta reunión fue propiciada teniendo en cuenta que la Ministra es, además, delegada por el Presidente de la República ante la Comisión Nacional de Reintegración e integrante del Gabinete del Posconflicto.

La Ministra escuchó las inquietudes de los miembros de los gremios y la academia frente al posconflicto y propuso el desarrollo de conferencias escalonadas sobre temas específicos. Al tiempo que indicó que la solución a los altos índices de desempleo en Ibagué no pueden quedarse en hacer empresa, puesto que a su modo de ver emprender no es un asunto de todas las personas. Propuso avanzar en la asociatividad de las empresas ya establecidas y en las cadenas sociales de valor.

 

Al final de la jornada se acordó crear mesas de trabajo por temáticas para seguir deliberando sobre diferentes temas de interés para el desarrollo del Departamento y sacar adelante una serie de propuestas que serán presentadas ante el Gobierno nacional. El Ministerio brindará apoyo con la presencia de conferencistas especiales en temas puntuales.

"Nuestra principal preocupación es aportar a la construcción de una cultura de convivencia, en la cual se aclimate la paz y, en conjunto, impulsemos el desarrollo del Tolima. Un departamento que, a pesar de las grandes potencialidades que tiene y de los diversos diagnósticos y planes de desarrollo elaborados, en muchos aspectos muestra notable subdesarrollo y registra una gran parte de su población sumida en el desempleo, la pobreza y la exclusión", precisó la rectora de la Universidad de Ibagué, Carmen Inés Cruz.

La Rectora señaló además que es urgente establecer comunicación e intercambiar análisis con Planeación Nacional, con la Oficina del Alto Comisionado para la Paz, con la Alta Consejería para el posconflicto, Derechos Humanos y Seguridad, para efectos de analizar objetivamente los criterios e indicadores de incidencia del conflicto en los municipios del Tolima, que permitan incluir aquellos que realmente han sufrido las afectaciones del conflicto armado y que no aparecen como potenciales objetivos de inversión en desarrollo regional y nacional. Reconociendo que la afectación no solo se da en los escenarios inmediatos donde están asentados los desmovilizados, sino en un entorno mucho más amplio.

Lo anterior, a pesar de que en el Tolima se han seleccionado dos espacios como Zonas Veredales Transitorias de Normalización donde se agrupan desmovilizados de la guerrilla de las FARC (municipio de Planadas/vereda El Jordán y municipio de Icononzo/vereda La fila)  y, también, a pesar de que  como es bien conocido, el Tolima es uno de los departamentos castigados  en forma severa y prolongada por la violencia guerrillera.