Colombia une esfuerzos para ser una potencia oceánica. Análisis de estudiante UAM

Catalina Daza Giraldo, estudiante del programa Ciencia Política, Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad Autónoma de Manizales (UAM), realizó un análisis para la Armada Nacional de Colombia durante su práctica social de Paz y Competitividad. 

Su trabajo se titula: “Colombia une esfuerzos para ser una potencia oceánica”, que contó con la asesoría del docente de la UAM, José Ramírez Díaz, quien acompaña su proceso.

Este es su análisis:

Es fundamental que los Estados entiendan la importancia estratégica de los mares, ya que de esta manera podrán alcanzar niveles importantes de prosperidad, influencia y desarrollo. Teniendo en cuenta esto, se debe resaltar la labor y el avance de Colombia, en cuanto al impulso que se le está brindando a los temas marítimos y oceánicos para los próximos años.

En primer lugar, la Comisión Colombiana del Océano (CCO) http://www.cco.gov.co/ en conjunto con el Departamento Nacional de Planeación (DNP) https://www.dnp.gov.co/DNPN/Paginas/default.aspx, muestran la visión que posee Colombia como Potencia Oceánica, fortaleciendo relaciones bilaterales y aumentando la participación activa en las organizaciones internacionales. Es importante resaltar que, el capítulo del DNP dedicado a la potencialización de Colombia, busca también construir una Cultura Marítima, dando provecho a los múltiples beneficios que los océanos brindan, incentivando esto en las generaciones futuras.

Es fundamental que entandamos la importancia de estas políticas, ya que trabajar y generar conciencia marítima en un país cuya condición geográfica es de carácter especial, se vuelve un tema ineludible. Colombia es el único país de Suramérica con costas en los dos océanos, principales medios de comercio a nivel internacional, con inmensos recursos pesqueros y mineros como motores para el desarrollo.

Por otra parte, poseemos el CONPES Colombia Potencia Bioceánica Sostenible 2020 http://www.cco.gov.co/cco/publicaciones/83-publicaciones/794-conpes-colombia-potencia-bioceanica-sostenible.html, el cual busca proyectar a Colombia como potencia bioceánica para el año 2030. Este objetivo se piensa lograr mediante el aprovechamiento integral y sostenible de su ubicación estratégica, condiciones oceánicas y recursos naturales para contribuir al desarrollo sostenible y económico del país.

El CONPES, también pretende mostrar que Colombia es un país privilegiado, con una gran riqueza marítima, pero que, lamentablemente, durante mucho tiempo, el país ha vivido de espalda a sus dos océanos, sin dimensionar el enorme potencial que yace en sus aguas. Este, busca aprovechar, a través de un trabajo mancomunado e integral, la riqueza natural, desde distintos frentes: económico, político, ecológico y cultural. La meta es convertir a Colombia en un referente para la región, y por qué no, para el mundo.

En este mismo orden de ideas, se formula la Política Nacional del Océano y los Espacios Costeros PNOEC http://www.cco.gov.co/pnoec.html, la cual responde a la necesidad de asumir el océano desde una visión integral que promueve su desarrollo sostenible y de los espacios costeros, así como los intereses marítimos de la Nación, mediante la estructuración concertada y la puesta en marcha de estrategias que permitan garantizar la cabal administración, aprovechamiento económico, beneficio público, conservación del ambiente, desarrollo sociocultural, vigilancia y control de dichos espacios jurisdiccionales.

La importancia de la PNOEC radica en que es la carta de navegación que le permite al país direccionar y promover sus intereses marítimos, generando un espacio que busca reconocer las distintas acciones de todos los sectores del Gobierno y de la sociedad. Este también procura el reconocimiento del mar, las costas y regiones insulares como parte constitutiva del Estado colombiano.

Es así como Colombia, atreves del DNP, la CCO, el CONPES y la PNOEC, sigue trabajando en la construcción de un país marítimo, el cual requiere de la articulación, coordinación y armonización de las acciones del Estado a través de lineamientos de cooperación e integración en asuntos marinos, desarrollo económico, aprovechamiento sostenible de los recursos, ordenamiento del territorio marino-costero, protección de la biodiversidad y defensa de la soberanía, procurando siempre el bienestar de los colombianos.