El mejor Saber Pro en Ingeniería lleva la electrónica en su sangre - UNIBAGUÉ

Nada ha sido al azar para José Manuel Zamora Ortiz, estudiante de último semestre de Ingeniería Electrónica de la Universidad de Ibagué. El reconocimiento que recibió del Ministerio de Educación como el mejor puntaje Saber Pro 2016 en Ingeniería en el país es fruto de una vocación que lo ha caracterizado desde su juventud.

“Todo lo que es académico, más que un logro para mí, lo es para mis papás. Uno está en la Universidad, pero los méritos los siente más para ellos: es un premio propio para decir que sí ha valido la pena y nada ha sido al azar”, admite Zamora, un ibaguereño de 24 años.

Si bien durante su carrera no se destacó por tener siempre ‘cincos’, pero sí por estar siempre activo a la hora de crear y colaborar, puso toda la disposición para ese examen crucial en su estudio, aun desafiando los comentarios de algunos de sus compañeros de que la prueba “no servía para nada o era pura suerte”.

“Antes de presentar la prueba siempre estuve pensativo en que quería lograr algo bueno. Por eso, me motivé y estuve pendiente de las reglas del examen; por ejemplo, del texto previo (…). Es una preparación de años, del estudio profesional, nada al azar para mí”, complementa José Manuel.

Su vida está llena de programación. En pocos días iniciará su último semestre y ya ha participado en proyectos como Tolima Vive Digital, de la Gobernación, con creación de aplicaciones para el turismo y para el agro; así también, Bicibagué, un proyecto destinado para ciclistas, y un software para manejo de inventario.

“En la carrera no me conocen por ser el más juicioso, algunas veces tuve que fallar a clases por estar sacando esos proyectos propios, pero me conocen por ser el programador, como el principal al que buscan”, añade José Manuel, quien cursará becado este periodo académico.

En sus gustos está la música, con énfasis en el canto, que perfecciona gracias a las enseñanzas de la maestra Gloria Yolanda Herrera, en la clase de Técnica Vocal de la Unibagué; pero, también, está la docencia, con lo que quiere demostrar sus ganas de entregar los conocimientos a los demás.

“La suma de todo lo que he querido hacer ha dado resultado”, concluye; no obstante, aclara que hay muchas cosas por descubrir, de ahí que continuará explorando en esta ciencia, que le ha permitido trabajar en equipo, conocer el país y abrirse a nuevas experiencias.